El Revestimiento para Carrocería Marítima es un sistema de revestimiento avanzado capaz de proteger a la nave de condiciones duras. Como la nave se sumerge en agua marina por períodos prolongados, el casco puede dañarse con lapas u otros organismos parásitos. Las lapas pueden provocar problemas de rendimiento y arrastre evidentes, lo que provoca un consumo mayor de combustible para operar la embarcación.
El Revestimiento Marítimo BRILA consta de un poderoso componente antiincrustaciones que retrasa considerablemente el crecimiento de microorganismos en el casco. El sistema de Revestimiento Marítimo también ayuda a prevenir el riesgo de transferir especies marinas no autóctonas de un entorno marino a otro.
El Revestimiento Marítimo BRILA reemplaza a los productos cerámicos, esmaltes y nanorrevestimientos, lo que permite que el sistema de revestimiento cure la superficie mientras se lo aplica. No hay necesidad de usar lámparas infrarrojas para curar el sistema de protección, por lo que la embarcación se puede usar inmediatamente. Una vez aplicado, la embarcación tendrá un brillo irresistible. El efecto súper hidrofóbico hará que la superficie se vuelva fácil de mantener por un período más largo